Las artes marciales en los niños

Las artes marciales en los niños

 

Las artes marciales son una excelente opción a la hora de elegir un deporte para
complementar el desarrollo de tus hijos. Si bien casi cualquier actividad física trae
beneficios para los menores, las artes marciales tienen unas características que
además del ejercicio ayudan en el crecimiento personal, mental y espiritual.
Al tratarse de un deporte individual, toda la responsabilidad del entrenamiento
recaerá, en cuanto a ejecución se refiere, al niño o la niña. Así, desarrolla
autoconfianza, autoestima y disciplina. Con estos tres valores tiene, de entrada,
valiosas herramientas para comenzar a desenvolverse en su vida social, la cual en
tan tempranas edades está apenas en construcción. Sintiéndose seguro de sí
mismo, conociendo sus límites y siendo consciente de que se debe hacer cargo de
las consecuencias de sus acciones, podrá enfrentarse al mundo con mayor
tranquilidad y entereza.
Adicionalmente, el autocontrol que se obtiene en la práctica de las artes marciales
sirve a los niños para abordar situaciones extraordinarias con tranquilidad y
cabeza fría, teniendo así la oportunidad de analizar qué ocurre para pensar antes
de reaccionar y hacerlo de la mejor manera. Por otro lado, la perseverancia que se
adquiere en deportes de este tipo, de alta exigencia técnica, es un valor que no se
olvida y queda para toda la vida. Cada uno de los distintos ejercicios y
movimientos deben ser practicados una vez tras otra para perfeccionarlos y
avanzar, cosa que no siempre será fácil; lidiar con la frustración desde la infancia,
y aprender que al fallar la única opción es intentarlo de nuevo y no bajar los
brazos, hace de los niños guerreros, como aquellos que originalmente tomaron las
artes marciales como forma de vida.
Todo lo anterior, trabajado a través del desarrollo motriz, la agilidad, la reacción y
el fortalecimiento, resulta en el equilibrio perfecto entre desarrollo físico y personal.
Entrenando en Hardcore Family tus hijos se apropiaran de los valores que guían
nuestra filosofía. Pies juntos, palma hacia adelante y repitan conmigo: ¡Cortesía, perseverancia, autocontrol, espíritu indomable!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.